Si vives en una vivienda alquilada, seguramente creas que es obligación del propietario contratar un seguro de hogar ya que, después de todo, se trata de su vivienda, ¿verdad? La realidad es que el casero no está obligado por ley a contratar este tipo de póliza, por lo que muy probablemente si lo tiene solo estará asegurado el continente, mientras que el contenido (los bienes del inquilino como muebles, ropa, electrodomésticos) no estarían cubiertos. 

Por ejemplo, si se presenta un robo el inquilino tendrá que hacerse cargo de lo que haya perdido y en otro tipo de siniestro (como un incendio o ruptura de tubería) si los daños afectan al contenido los bienes antes nombrados tampoco estarían cubiertos. Además, está la responsabilidad civil que debe tener el inquilino, ya que cualquier daño causado por el que afecte a terceros no estaría cubierto por una póliza que el propietario tenga contratada (si es que la tiene) ya que solo estaría cubierta la responsabilidad civil de él y no la de la persona que viva en el inmueble. 

Por esta razón, aunque el inquilino no esté obligado a contratar un seguro de hogar, hacerlo le otorgará la tranquilidad de estar protegido ante cualquier tipo de situación que ponga en riesgo su seguridad o pertenencias y de las personas que tenga a su alrededor.

Antes que nada, te recomendamos que sigas estos pasos:

  1. Preguntar qué tipo de póliza protege la vivienda en alquiler y a continuación contratar una que realmente proteja tus intereses.
  2. Asegúrate de que la póliza protege el contenido de la vivienda e incluye cobertura de responsabilidad civil para mantenerte a salvo de los posibles daños causados a terceros.

¿Qué beneficios tiene contratar un seguro de hogar?

Primero has de saber que estas pólizas cubren los daños al continente o al contenido, por lo tanto, tendrás que tomar esta decisión al contratar tu seguro.

Los accidentes más comunes que cubren las pólizas son las siguientes:

  • Robos en la vivienda.
  • Atracos fuera de la casa.
  • Deterioros causados por agua.
  • Cambio de cerradura por robo de llaves, entre otros.

Hay que tener en cuenta que hay siniestros que son considerados causados por el inquilino, y, por lo tanto, no lo cubriría el seguro. Entre estos siniestros se encuentran, por ejemplo, incendios provocados por una sartén olvidada en el fuego o una inundación causada por un grifo abierto. Sin embargo, si tiene lugar un incendio o inundación por desperfectos en tuberías o cableado, el seguro sí que lo cubrirá ya que no son responsabilidad del inquilino. 

¿Cuánto puede costar contratar un seguro de hogar?

El precio total dependerá del tipo de cobertura que desees, ya que puedes decidirte por cubrir puntos específicos del alquiler o decantarte por una póliza de protección total.

En Grupo Martí Seguros AXA ofrecemos seguros de hogar con amplias coberturas y las mejores ventajas. Si eres inquilino, te garantizamos la Responsabilidad Civil y, además, podrás asegurar tus pertenencias (mobiliario, joyas, etc). Puedes ponerte en contacto con nosotros enviándonos un email a info@grupomarti.es o, si lo prefieres, nos puedes llamar al teléfono 96 573 15 92.

Para continuar navegando con normalidad acepta el uso de cookies. Consulta la Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar