Existen diferentes formas para fomentar el ahorro de cara a la jubilación, pero ¿cómo saber cuál es el más idóneo según nuestro cliente?Vamos a conocer un poco sobre una de las vías más interesantes para solucionar uno de los temas Sociales más candentes en la actualidad: Las pensiones.¿Qué es un plan de pensiones?Un plan de pensiones es una hucha para ese momento de júbilo en el cual se deja de trabajar y nuestra economía depende de una pensión estatal. El hecho de que existan es porque hay una necesidad cada vez más real de ayudar por nuestra cuenta a complementar la pensión, mayoritariamente insuficiente. Parece existir una especie de miedo a los planes de pensiones, pero la realidad es que es una forma muy cómoda de retirar parte de nuestros ingresos que con un buen asesor pueden aumentar por las rentabilidades que se obtienen. Es cómodo porque con cantidades pequeñas mensualmente, durante tantos años…es dinero. Además es flexible porque permite modificar las cantidades, dejar de aportar en un momento determinado si por circunstancias no es posible, aportar cantidades adicionales cuando se desee, etc. ¿A qué edad es conveniente pensar en abrir un plan de pensiones? Cualquier persona, que tenga un trabajo y unos ingresos, puede abrir un plan de pensiones. Como criterio general, cuanto antes se comience menos esfuerzo mensual se va a necesitar para llegar a un capital razonable y mayor va a ser el beneficio por la rentabilidad acumulada. Es un error pensar que existe una edad determinada, o ya lo haré cuando sea más mayor. Por el contrario, la diferencia de dinero acumulado puede ser tremenda con 10 años antes o después. Por ejemplo, una persona de 30 años que aporta 50€ al mes, a sus 67 años podría tener un capital acumulado de 33.000€ sin hacer un gran esfuerzo, mientras que una con 40 tendría que aportar 80€ para conseguir la misma cantidad.

¿Qué cosas hay que tener en cuenta a la hora de abrirse un plan de pensiones?Fundamentalmente, hay que tener en cuenta cinco factores:

1.       ¿Cómo queremos jubilarnos y que cantidad vamos a necesitar financiar para la jubilación? ¿Cuántos años, cuánto queremos completar nuestra pensión de Seguridad Social? Y eso podemos ayudar a los clientes a calcularlo.

2.       Una vez que tenemos esto claro, se debe comparar con los ingresos actuales y aquellos con los que vamos a contar en la jubilación, procedan de donde procedan, ya sea de inmuebles, alquileres, pensión, rentabilidades del ahorro, etc.

3.       A partir de ahí, elegimos una cantidad real y cómoda para destinarla a ese ahorro y asumimos un riesgo mayor o menor en la inversión.

4.       También hay que tener en cuenta que un plan de pensiones es algo activo y dinámico y debemos ir revisándolo cada año para actualizarlo a la situación personal de cada uno y a la situación económica global. Para eso contamos con un asesor financiero que nos pueda guiar en ese camino.

5.       Por último, es importante la fiscalidad, porque el plan de pensiones permite desgravar en la renta el 30% de los ingresos o hasta 8.000€ al año. Esta venta fiscal, a largo plazo hace que la rentabilidad obtenida al plan sea mucho más interesante que cualquier otro medio de ahorro. Por ejemplo, una persona que gana 18.000€, puede desgravarse hasta 5.400€ al año que sería el equivalente al 30% de sus ingresos, de manera que si aporta 5.400€ a un plan de pensiones, de cara a Hacienda, habría ganado 12.600€, con un ahorro fiscal de 1.321€. ¿Qué producto de ahorro te da en un año 1.300€ de 5.400 hoy en día? ¿Es interesante verdad?

No obstante, hay gente que prefiere elegir otro vehículo para complementar la jubilación como fondos de inversión o planes de ahorro, porque no tiene gran necesidad fiscal o prefieren poder disponer del dinero en cualquier momento.  ¿Se penaliza el cambiar de un plan a otro? No, uno puede hacerlo libremente sin ningún coste tantas veces como quiera siempre que sean entre planes de pensiones. ¿Cómo y cuándo recupero mi plan de pensiones? Desde luego, el plan de pensiones no es un producto pensado para finalidades diferentes a la propia jubilación. Pues es cierto, que aunque se puede cambiar de un plan a otro, no se puede recuperar antes de la jubilación, salvo en casos muy determinados como paro, enfermedad grave, invalidez… Aun así, los han flexibilizado un poco más, de manera que al cumplir los 10 años, se podrían disponer de hasta 10.000€ del dinero acumulado en el plan, sin ningún tipo de justificación.   Tampoco es un ahorro pensado para que cuando llegue el momento de disfrutarlo, se invierta en comprarse el campo, el yate o el coche de lujo. Pues, se debe estudiar la salida poco a poco en cantidades que ayuden a llegar a final de mes a la pensión, pero no de golpe, porque fiscalmente sería penalizado entonces.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en este aviso
Escribir mensaje
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by

Para continuar navegando con normalidad acepta el uso de cookies. Consulta la Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar