Los Seguros de Hogar de las viviendas en alquiler se han revelado como unos grandes desconocidos para los inquilinos de esas casas. Quienes habitan en pisos arrendados que han sido asegurados por sus propietarios, no suelen conocer las coberturas de la póliza ni tampoco en qué medida les cubren mientras están viviendo en estas viviendas.

De hecho, 9 de cada 10 inquilinos de viviendas en España desconoce la cobertura de los Seguros de Hogar que el propietario tiene contratado para esas casas. Además, las personas que viven de alquiler no suelen estar al tanto de hasta qué punto son responsables de las incidencias que se pueden producir en esta vivienda alquilada, en caso de que se produzca un siniestro.

El desconocimiento sobre las pólizas de la casa es generalizado entre inquilinos de viviendas arrendadas, y les coloca en una situación de cierta desprotección ante las posibles incidencias que se produzcan en el hogar. Es más, esta falta de información ha convertido a los inquilinos en uno de los colectivos más afectados por la escasa cultura aseguradora en España y señala que la gran proporción de viviendas sin Seguro o sin la póliza adecuada puede causarles perjuicios en el día a día.

Por otro lado, la mayoría de las personas que viven de alquiler no sabe que son ellos quienes tendrán de pagar las reparaciones o indemnizaciones que se deriven de los accidentes domésticos que puedan provocar, ya que la aseguradora del propietario no suele cubrir la responsabilidad del inquilino. Y eso que la siniestralidad de estas viviendas es de las más altas.

Contratar un Seguro no es obligatorio para los inquilinos de una vivienda arrendada, aunque es una opción a considerar. De hecho, la mitad de las personas que viven en viviendas de alquiler se han visto afectadas en algún momento por problemas relacionados con la falta de un Seguro adecuado.

A eso se suma el hecho de que la gran mayoría de los inquilinos están convencidos de que la póliza hogar contratada por la propiedad es suficiente para proteger la casa y eximirles de cualquier responsabilidad en caso de siniestro, aunque no es así. De hecho, en caso de producirse un siniestro originado por el inquilino, o que afecte a los enseres y pertenencias de la persona arrendada, el Seguro del propietario no lo cubrirá.

Lo cierto es que el arrendador puede asegurar su vivienda ante daños como un incendio o un escape de agua que pueda afectar a los vecinos, e incluir en la póliza aquellos muebles y electrodomésticos de su propiedad, si casa se alquila amueblada y equipada. Pero no está obligado a suscribir un Seguro que cubra al inquilino, sus bienes, ni la responsabilidad derivada de cualquier siniestro que provoque. Entonces, es el inquilino quien tiene que responder de su bolsillo.

Escribir mensaje
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by

Para continuar navegando con normalidad acepta el uso de cookies. Consulta la Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar